¿Qué es la rehabilitación hospitalaria?

La rehabilitación hospitalaria está diseñada para ayudarle a mejorar el funcionamiento después de una lesión cerebral traumática moderada o grave. Por lo general, está a cargo de un equipo integrado por médicos, enfermeras, terapeutas especializados y otros profesionales médicos.

¿Cuáles son los problemas frecuentes que se abordan en la rehabilitación hospitalaria?

  • Alteraciones de la actividad mental, como problemas de la memoria, el lenguaje, la concentración, el raciocinio y la resolución de problemas.
  • Problemas físicos, como pérdida de fuerza, coordinación,movimiento y capacidad para tragar.
  • Problemas sensoriales, como alteraciones del olfato, la vista, la audición y el tacto.
  • Problemas emocionales, como cambios del estado de ánimo, impulsividad e irritabilidad.

¿Cumplo los requisitos para recibir rehabilitación hospitalaria?

Usted recibirá rehabilitación hospitalaria si:

  • Tiene una lesión cerebral traumática nueva que le impide regresar a su casa para que le cuiden allí.
  • Su estado médico es lo suficientemente estable como para permitirle participar en terapias. Si Medicare cubre sus gastos, podrá participar en por lo menos 3 horas de terapia al día (la rehabilitación en una institución de cuidados especializados de enfermería es una opción para quienes no pueden participar en 3 horas de rehabilitación al día).
  • Puede lograr avances en las terapias.
  • Tiene un sistema de apoyo social que le permitirá regresar a su casa o a otro lugar de la comunidad en que recibirá atención cuando haya logrado una mejoría razonable del funcionamiento.
  • Tiene seguro médico u otras maneras de cubrir el costo del tratamiento.

¿Cómo funciona la rehabilitación hospitalaria?

Sus terapias se planificarán para atender sus necesidades específicas. Usted recibirá por lo menos 3 horas de distintos tipos de terapia durante el día, con recesos entre una y otra. Las terapias se realizan entre 5 y 7 días por semana.

Le atenderá un médico a quien verá por lo menos 3 veces por semana.

La mayoría de los pacientes con lesiones cerebrales traumáticas que reciben rehabilitación hospitalaria participan en:

  • Fisioterapia
  • Terapia ocupacional
  • Terapia del habla

Cada una de estas terapias se puede realizar individualmente o en grupo.

El equipo de rehabilitación

Por lo general, la rehabilitación está a cargo de un equipo interdisciplinario de profesionales médicos muy especializados. Los miembros del equipo colaboran unos con otros a diario e intercambian información sobre el tratamiento y la recuperación del paciente. Una vez por semana,todo el equipo se reúne formalmente para hablar de sus avances y del plan de alta. Entre sus miembros se cuentan:

Médico: Puede ser un fisiatra (especialista en medicina de rehabilitación), un neurólogo u otro especialista familiarizado con la rehabilitación de lesiones cerebrales traumáticas. Este médico está a cargo de su tratamiento en general y dirige su programa de rehabilitación. Cumple estas funciones:

  • Evalúa sus destrezas físicas y mentales, y su conducta.
  • Receta los medicamentos necesarios para controlar el estado de ánimo, el sueño, el dolor y la nutrición.
  • Expide órdenes de fisioterapia,terapia ocupacional y terapia del habla que se diseñan especialmente para usted.

Enfermera de rehabilitación: La enfermera colabora estrechamente con el médico para controlar los problemas médicos y prevenir complicaciones.Cumple estas funciones:

  • Evalúa diversos asuntos, como cuidados personales, funcionamiento intestinal y vesical, sexualidad, nutrición y movilidad.
  • Respalda los tratamientos recetados por otros miembros del equipo.
  • Les proporciona a usted y a su familia información sobre su lesión cerebral y los medicamentos que toma.

Psicólogo o neuropsicólogo: Evalúa y trata los problemas de actividad mental, memoria, estado de ánimo y comportamiento que usted tenga. Puede ofrecer asesoramiento e información a los miembros de su familia para que estos entiendan el plan de tratamiento y los posibles resultados.

Fisioterapeuta: El fisioterapeuta le ayuda a mejorar el funcionamiento físico y la movilidad. Su función es enseñarle a lograr el mayor grado posible de independencia física y seguridad en su entorno. Esto se logra a través de ejercicios terapéuticos y de volver a educar los músculos y nervios para restaurar el funcionamiento normal. Entre las metas específicas que se fijan en el gimnasio de fisioterapia se cuentan: fortalecer los músculos y mejorar la resistencia física, la marcha y el equilibrio.

Terapeuta ocupacional: El terapeuta ocupacional le enseña a realizar las actividades cotidianas para que se vuelva más independiente. Entre estas actividades se incluyen: comer, bañarse, arreglarse, vestirse y pasar de la cama a la silla de ruedas, o de esta al inodoro, la bañera o la ducha (y en sentido contrario). Le ayudará a trabajar en destrezas como fuerza, equilibrio y control del torso. Según el centro en que se encuentre, este terapeuta podría realizar estas funciones:

  • Evaluar sus destrezas mentales, como orientación, memoria, atención, concentración, cálculo,resolución de problemas, razonamiento y juicio.
  • Evaluar los problemas de la vista que usted tenga.
  • Ayudarle en actividades complejas, como cocinar o preparar alimentos, administrar el dinero y participar en actividades comunitarias.
  • Recomendar el equipo que usted requiera y hacer el pedido correspondiente antes de que usted regrese a casa.

Terapeuta del habla y el lenguaje: El terapeuta del habla y el lenguaje se encarga del tratamiento relacionado con problemas del habla, la deglución (capacidad de tragar) y la comunicación. Cumple las siguientes funciones:

  • Le ayuda a resolver problemas de comunicación, como dificultad para entender lo que otras personas dicen o para expresarse claramente.
  • Le enseña ejercicios y técnicas para mejorar su capacidad para hablar y expresarse, entre ellos, ejercicios para fortalecer los músculos que se usan para hablar y tragar, y ejercicios del habla para mejorar la claridad.
  • Evalúa sus destrezas de lenguaje, como orientación,memoria, atención, concentración, cálculo, resolución de problemas, razonamiento y juicio.
  • Le proporciona un aparato de comunicación si usted tiene un tubo para respirar (traqueostomía).
  • Evalúa su capacidad para tragar (disfagia) si se le dificulta hacerlo.
  • De ser necesario, hace recomendaciones sobre el tipo y la consistencia de los alimentos y bebidas que usted puede consumir sin riesgo.

Terapeuta recreacional: Proporciona recursos y oportunidades de recreación para mejorar su salud y bienestar, y para que vuelva a conectarse con la comunidad. Volver a participar en actividades recreativas que realizaba antes o hallar otras es una parte importante de la recuperación. Esto puede abarcar excursiones o actividades sociales y de grupo en el hospital.

Trabajador social: El trabajador social le da a usted y a su familia información sobre recursos comunitarios y le ayuda a planificar el proceso de alta del hospital y el regreso a la comunidad. Cumple estas funciones:

  • Determina si usted reúne los requisitos para recibir ciertas prestaciones, como las de Medicaid y las del Seguro Social.
  • Les remite a usted y a su familia a recursos de la comunidad.
  • Ofrece asesoramiento y apoyo continuo para ayudarle a adaptarse a su nueva situación.

Nutricionista o dietista: La dietista evalúa su estado nutricional y hace recomendaciones sobre la nutrición y la alimentación adecuadas. A menudo, los pacientes están desnutridos y tienen bajo peso después de una estancia en el hospital. La atención personalizada de la alimentación y el consumo de calorías contribuye a la recuperación. Según sus necesidades, la dietista también le enseñará sobre la selección de menús, la consistencia adecuada de los alimentos, los cambios de alimentación, etc.

¿Cómo pueden apoyarle sus familiares durante la rehabilitación hospitalaria?

Sus familiares pueden hacer lo siguiente:

  • Conocer a los miembros del equipo que le atiende a usted.
  • Preguntar cuándo y cómo pueden participar en sesiones de terapia.
  • Preguntar sobre las mejorías que se esperan durante la rehabilitación.
  • Hacer preguntas sobre las terapias de rehabilitación.
  • Hacer preguntas sobre el alta y hablar sobre este proceso al comienzo de su estancia, ya que la rehabilitación hospitalaria puede ser breve.

¿Qué sucede después de la rehabilitación hospitalaria?

Salir de la rehabilitación hospitalaria puede ser una transición que produce ansiedad. En el momento del alta pueden surgir muchas preguntas, por ejemplo:

  • ¿Cómo podré seguir mejorando después de salir del hospital?
  • ¿Quién me cuidará cuando regrese a casa?
  • ¿Qué sucede si necesito más ayuda de la que mi familia me puede dar?

Para facilitar esta transición, los trabajadores sociales se aseguran de que usted tenga lo que necesita para continuar su recuperación sin peligro después de salir del hospital.

A medida que se acerca la fecha del alta, el trabajador social, el gerente de caso o el planificador de alta (según el lugar en que usted se encuentre) se reunirá con usted y su familia con más frecuencia para crear el plan de alta. Esta persona puede cumplir las siguientes funciones:

  • Darle apoyo emocional.
  • Ayudarle a conseguir la atención que necesita (dónde recibirá los servicios, quién se los dará y cómo aprovechar al máximo los beneficios del seguro).
  • Identificar recursos comunitarios (como organizaciones sobre finanzas, atención en el hogar, transporte y servicios comunitarios) que le ayuden a integrarse bien. A menudo se incluyen servicios del gobierno, como la SSI (Seguridad de Ingreso Suplementario), el SSDI (Seguro de Discapacidad del Seguro Social),Medicaid, Medicare y otras prestaciones de discapacidad.

Planes de alta

Cada plan de alta es diferente y refleja la situación personal y social única del paciente. La recuperación de una lesión cerebral toma meses y hasta años, así que después del alta la mayoría de las personas requerirán terapia continua. Los planes de alta están en una de estas cuatro categorías:

Alta para volver a casa, con remisiones para recibir servicios de rehabilitación en el hogar: Este plan de alta es adecuado para las personas que están lo suficientemente bien como para estar en casa, pero no tan bien como para trasladarse a recibir terapia. En estos casos, el trabajador social le dará una remisión a una agencia de cuidados especializados de enfermería que le visitará en su casa, evaluará sus necesidades y prestará los servicios necesarios, los cuales pueden consistir en fisioterapia, terapia ocupacional y un auxiliar de salud en el hogar. Sin embargo, la familia casi siempre tiene que proporcionar parte de la ayuda que el paciente necesita en el hogar.

Alta para volver a casa, con remisiones a servicios ambulatorios: Este plan de alta es adecuado para las personas que están lo suficientemente bien como para estar en casa y que pueden trasladarse a la clínica ambulatoria para recibir terapia. En este caso, los miembros de la familia proporcionan toda la ayuda y la supervisión que usted necesita en el hogar, y usted puede recibir las terapias en una clínica ambulatoria cercana.

Alta para ingresar a un programa residencial para la rehabilitación de lesiones cerebrales: Este plan de alta es adecuado para las personas que están lo suficientemente bien como para vivir en la comunidad pero que requieren un ambiente supervisado y estructurado. Por lo general, esta opción es la mejor para personas que no necesitan la supervisión de una enfermera o un médico en calidad de pacientes hospitalizados, pero que se pueden beneficiar de la terapia continua para hacer la transición de regreso a la comunidad. La disponibilidad de estos programas varía según el tipo de seguro médico y el lugar de residencia del paciente.

Alta para ingresar a una institución de cuidados especializados de enfermería: Este plan de alta es adecuado para las personas que no están listas para regresar a casa y que se beneficiarían de poder continuar las terapias de rehabilitación en un ambiente estructurado que cuente con servicios especializados de enfermería. La institución puede proporcionar atención de enfermería y terapia de rehabilitación continua en departamentos especializados de rehabilitación (esto a veces se conoce como rehabilitación subaguda), normalmente por un período de hasta tres meses. La duración de la estancia varía según la necesidad médica, el grado de avance que el paciente tenga en ese entorno y la disponibilidad de beneficios del seguro médico que cubran la rehabilitación. Si el equipo que le atiende le recomienda una institución de cuidados especializados de enfermería que ofrezca servicios de rehabilitación subaguda, el trabajador social le ayudará a hallar una que pueda atender sus necesidades.

Autores

La hoja informativa “Rehabilitación intensiva hospitalaria después de una lesión cerebral traumática” (TBI and Inpatient Rehabilitation) fue preparada por el doctor Brian D. Greenwald en colaboración con el Model Systems Knowledge Translation Center.

 

Fuente: El contenido de nuestra información de salud se basa en pruebas científicas (si las hay) y representa el consenso de la opinión de expertos del Sistema Modelo de Lesiones Cerebrales Traumáticas.

Descargo de responsabilidad: Esta información no reemplaza el consejo de un profesional médico. Consulte al profesional de la salud que le atiende sobre tratamientos o cuestiones médicas específicas.

Help us improve MSKTC content and our website!

Suggest a topic, leave a comment or share your thoughts.

Keep up on Model
Systems news!

Sign up for our monthly newsletter!